3 dic. 2011

Lesión y reparación del nervio periférico

Dr. Denis Salgado Gutiérrez.
Especialista en Fisiatría.
Seddon clasificó las lesiones nerviosas en tres grandes grupos:  Neuropraxia,  Axonotmesis y Neurotmesis.
La Neuropraxia consiste en daño local de la mielina, usualmente secundario a compresión. La continuidad del axón está preservada y el nervio en su extremo distal no sufre degeneración.
La Axonotmesis es definida como pérdida en la continuidad del axón, con variable preservación del tejido conectivo del nervio.
La Neurotmesis es la lesión más grave equivalente a disrupción fisiológica total del nervio. Puede incluir o no transección del nervio. Después de una lesión que provoca transección del nervio, las funciones declinan en el orden siguiente : motora, propiocepción, tacto, temperatura, dolor y simpática. La recuperación ocurre en el orden inverso si se elimina el agente o factor lesivo.
Sunderland , posteriormente, refinó esta clasificación. El dividió la axonotmesis de Seddon en tres subtipos, dependiendo del grado de compromiso o lesión del tejido conectivo del nervio.

La Neuropraxia es equivalente a la lesión tipo 1 de Sunderland. En este tipo de lesión puede ocurrir recuperación completa en semanas o meses si se elimina el factor lesivo.

En una lesión tipo 2 el endoneuro, perineuro y epineuro están todavía intactos pero los axones están fisiológicamente interrumpidos. Debido a que el endoneuro está intacto la regeneración axonal ocurre en su curso original y se puede esperar una recuperación funcional.

En una lesión tipo 3 ,el endoneuro está interrumpido pero el perineuro y epineuro está intacto. La recuperación será incompleta por tres razones:
Primero, hay más lesiones graves retrogradas de los cuerpos celulares, las cuales destruyen neuronas o impiden su recuperación. 
Segundo, sin un endoneuro intacto, ocurre fibrosis intrafascicular la cual dificulta la regeneración axonal. Tercero , entre más tarde la reinervación más cambios ocurrirán en la fibra muscular que impedirán su recuperación total.

Solamente el epineuro está intacto en una lesión tipo 4 de Sunderland. El daño neuronal retrogrado y la fibrosis intrafascicular están intensificados, lo cual sólo permite que ocurra mínima recuperación útil.

La neurotmesis (interrupción completa del nervio) es equivalente a la lesión tipo 5 de Sunderland y la recuperación espontánea es fútil.

Aunque la clasificación de Sunderland brinda una descripción anatómica exacta de la lesión nerviosa, su utilidad clínica es debatible, debido a que muchas lesiones nerviosas no pueden clasificarse en un único tipo de lesión. Sin embargo, opino que es importante conocer esta clasificación con fines docentes y darle crédito a la investigación científica exhaustiva de Sunderland.

Después de una transacción axonal una secuencia de eventos patológicos ocurre en el cuerpo celular y el axón. El cuerpo celular se hincha y sufre cromatolisis, un proceso en el cual los gránulos de Nissl se dispersan y el cuerpo celular llega a ser relativamente eosinófilo. El núcleo celular es desplazado periféricamente y esto provoca un cambio metabólico en donde la prioridad se centra en producir materiales estructurales necesarios para reparar y hacer crecer el axón.

La degeneración Walleriana, que consiste en la destrucción por desorganización del extremo distal del axón seccionado, inicia de 48 a 96 horas después de la lesión. Ocurre deterioro de la mielina y desorganización del axón. Las células de Schwann proliferan y fagocitan los restos de mielina y de axón. La lesión nerviosa también puede interrumpir el flujo sanguíneo que nutre al nervio. Esto provoca exposición a proteínas extrañas que desencadenan una reacción autoinmune que puede propagar el ciclo de la degeneración nerviosa.

Después de la degeneración Walleriana la lámina basal de la célula de Schwann persiste y estas mismas células se alinean longitudinalmente, creando columnas de células llamadas bandas de Büngner, las cuales proveen soporte y promueven el crecimiento y regeneración axonal, a través de la formación de varios factores de crecimiento.
El objetivo final de esta regeneración es lograr reinervación de las fibras musculares y obtener el mayor grado de recuperación funcional posible.

Cometarios: phymedre@gmail.com

Bibliografía:
  1. Peripheral nerve injury and repair. Steve K. Lee,MD and Scott W. Wolfe, MD. J Am AcadOrthopSurg 2000; 8: 243_252.
  2. Sunderland S: Nerve injuries and their repair: A critical appraisal. New York: Churchill Livingstone, 1991.
  3. Seddon HJ: Surgical disorders of the peripheral nerves. Baltimore: Williams and Wilkins, 1972, pp 68_88.

2 comentarios:

  1. Buenas en una neuropraxia o axonotmesis del nervio radial 26 dias postlesion por reduccion xruenta de dx de humero luego mano caida no extension de mano si de antebrazo y supinacion sensibilidad nula en pulgar base de indice y 3erdedo, mi pregunta es cuando percuto la zona del antebrazo zona muscular ejemplo cerca del codo consigo que la muñeca se mueva bajo un centimetro la percusio consigo que el dedo medio se mueva y algo el anular, bajo hasta 3 cm ant3s de la muñeca y consigo que se extienda el indice y algo el pulgar, que puefe significar o en todo caso no significa nada?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Roberto, a mi tambien me diagnosticaron axonotmesis en mi nervio cubital, ya van 6 meses desde que se me lastimo el nervio y si e notado algo de mejoria pero muy poca, te recuperaste de tu lesion por completo?

      Eliminar